Inicio » Uncategorized » Lección 20. El Hombre en el huerto del Edén

Lección 20. El Hombre en el huerto del Edén

Lección 20. El Hombre en el huerto del Edén

Texto de estudio: Génesis 2:4 – 25

Texto clave: Génesis 2:8  Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.

Panorama bíblico

En la lección pasada hemos estudiados toda la creación de Dios y aprendimos que Dios creó todo el universo, que no existe otra manera en la que fue creado el mundo. En el día de hoy estudiaremos el hombre en el huerto del Edén.

1. Aparece Adán

Según nuestro relato acá aparece el hombre que lo hizo del polvo y sopló aliento de vida en su nariz. Adán es el único hombre creado a imagen y semejanza de Dios con razón, imaginación, inteligencia capaz de gobernar con superioridad sobre los demás seres.

El nombre de Adán aparece en el Antiguo Testamento más de 500 veces y en el Nuevo Testamento 9 veces. Pudo vivir 930 años. Fue creado como un ser perfecto en todos los sentidos, físico, mental y espiritual. Todos fuimos creados como tales y por ese motivo debemos cuidar lo que hacemos, decimos, somos hombres creados por Dios y esa membrecía que tenemos departe de nuestro creador tenemos que mantener. No cayendo en tentaciones, tratando de llevar una vida íntegra delante de Dios. Al mirar la vida de Adán hay cosas que debemos evitar y es el de obedecer  Dios en todo. No porque vemos algo delicioso o que nos va a ser bien ya agarramos sabiendo que Dios nos está prohibiendo.

Para que la tierra pudiera producir árboles Dios creó un río que tenía cuatro brazos los cuales regaría el huerto. El primer río es llamado Pisón, el segundo Gihón, el tercero es Hidekel y el último es el Éufrates.

2. Somos administradores de las cosas de Dios

Continuando con el relato dice que Dios puso al hombre en el huerto para que pueda labrar y cuidar, también dio la oportunidad de que Adán pueda nombrar a los seres vivientes y así lo hizo. Pero ninguno de ellos fue ayuda para él. A todos y cada uno de nosotros Dios nos da la oportunidad de administrar todo lo que es de Él, así como nos da también nos puede sacar por eso con mucha oración vamos a saber manejar todo lo que Dios tiene para nosotros, pedir su ayuda, su guía así nos convertiremos en buenos administradores aquí en la tierra de las cosas de nuestro Padre.

3. Del hombre sale la mujer

A pesar de todas las cosas que el hombre tenía no encontraba una ayuda o se sentía solo, al ver eso Dios le hizo caer en un sueño profundo y sacó una costilla del hombre para crear a la mujer y puso por nombre Eva. Su nombre significa “madre de todos los seres vivientes” y su nombre aparece en el Nuevo Testamento dos veces.

Conclusión

Dios es el creador de todo el universo, y por amor nos creó, debemos aprender que su palabra dice que Él es nuestro único Dios y por lo tanto si somos obedientes a su palabra Él nos sustentará y nos ayudará. Debemos depender de Él en todo y por sobre todo ser buenos administradores de las cosas que nos da. Poder trabajar en el ministerio que nos asigna y utilizar todos nuestros dones con la guía divina que viene de Él. Siendo obedientes, no nos desamparará, siempre está al lado nuestro.

Estudio bíblico

En la lección pasada aprendimos que Dios es nuestro creador, hoy estudiaremos el origen del hombre al cual Dios hizo del polvo y sopló aliento de vida en su nariz. Su nombre es Adán y aparece en el Antiguo Testamento más de 500 veces y en el Nuevo Testamento 9 veces. Adán vivió 930 años. Él tuvo la oportunidad de nombrar a todo ser viviente. Dios lo puso en el huerto del Edén para administrar y también para probarle si sería o no obediente, pero fue desobediente a Dios. Así como Adán Dios nos da todas las cosas para que podamos administrar y con oración y pidiendo su guía seremos obedientes y buenos administradores. Cuando nuestro creador nos pone reglas que seguir, tenemos que cumplir, Adán al comer del árbol prohibido pensó que tendría vida eterna pero no fue así, él desobedeció.

Para que pudieran crecer las plantas Dios creó un río del cual salían 4 más y el nombre del primero es Pisón, el segundo Gihón, el tercero es Hidekel y el último es el Éufrates. Estos cuatro ríos regaban todo el huerto.

Del hombre sale la mujer, porque todo lo que había no eran de ayuda para el hombre, como dice la palabra de Dios, hizo caer al hombre en un sueño profundo y sacó una costilla para crear a la mujer. Su nombre es Eva que significa “madre de todos los seres vivientes”.

Así concluimos esta lección de aprender a ser buenos administradores de lo que Dios nos da cada día. Somos su creación perfecta.

Ejercicios

3 – 6 años

Pinto las cosas que hay en el huerto.

7 – 9 años

Completo los espacios en blanco con los dibujos correspondientes.

10 – 12 años

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 212 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: