Inicio » Uncategorized » Lección 17 El día de la madre

Lección 17 El día de la madre

Follow Iglesia de Niños on WordPress.com

Comentarios recientes

loveparaguay on Lección 5. Moisés huye de…
loveparaguay on Lección: 22 “Jesús, lava los p…
miller landy candelo… on Lección: 22 “Jesús, lava los p…
Lupita on Lección 5. Moisés huye de…
loveparaguay on Lección 25. El diluvio

Lección 17 El día de la madre

Texto: Proverbios 23:25, 17:25

Versículo para memorizar: Preverbios 23:25

Aprendizaje principal: Amar a la madre que es permitida por Dios.

Objetivo de estudio: Conocer el amor hacia la madre y agradecer por eso.

Lección 17 El material para los Alumnos con Manualidad

1. Nadie elige a su propia madre.

Dios nos hizo estar durante 9 meses en el vientre de la madre e hizo que nazcamos para traernos a este mundo. Por eso, cualquiera de nosotros tiene su propia madre. Jesús le amó a su madre y la respetó. Siendo Dios, Jesús nunca le trató mal a su madre hablándole en mala forma. En la biblia enseña que el que hace sufrir a su madre tratándola y hablándola en mala forma es un hijo necio. En el versículo Proverbios 23:25 dice, “Alégrense tu padre y tu madre, Y gócese la que te dio a luz.” Esto es la orden bíblica que un hijo debe realizar sin elección. Es la obligación que un hijo cristiano debe realizar para la felicidad de la madre.

2. Bendigan a su madre.

La mayoría de las madres de esta tierra se sacrifican para el futuro de sus hijos, les ayudan y les aman. Pero, al contrario, hay madres que son abandona a su hijo recién nacido. Aunque hay esas clases de madres, nosotros no debemos maldecirlas. Nosotros no tenemos la habilidad ni el derecho de maldecirlas. Nuestra obligación es bendecir a las madres que queremos o a las madres que odiamos. En el versículo 20:20 dice, “Al que maldice a su padre o a su madre, se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa.” Se pone difícil si no hay lámpara en la oscuridad tenebrosa. Por eso, no debemos odiar ni un poquitos a nuestras madres.

3. Tratar bien a mamá es no hacer que sufran internamente.

Siempre debemos amar a mamá, ella es un regalo de Dios que nos entregó. Hay niños que no viven con sus madres. Al contrario, hay niños que están en manos de sus madres. Aunque viva o no juntos, cada madre es un regalo para cada niño. Nosotros podemos regalar a nuestras madres obediencia y no preocupación. No solamente en el día de la madre debemos portarnos bien sino, debemos comportarnos correctamente, preocuparnos por ellas y debemos darles alegría como los hijos de Dios. En el versículo Proverbios 17:25 dice, “El hijo necio es pesadumbre de su padre,
Y amargura a la que lo dio a luz.” Siempre, en todo el momento, debemos entregar alegría a nuestras madres.

Para los profesores:

Preguntar a cada niño cuál es el característica de las caras de sus madres.

Hacer que el niño o la niña, quien tiene el pelo más largo, pase a frente para dibujar la cara de su mamá.

Cada una de nuestras madres tiene sus propias características en sus caras. Porque Dios nos regaló a cada uno de nosotros las madres que nos pertenecen.

Historia bíblica

A través del estudio bíblico de hoy, entender que las madres son muy importantes para nosotros. Nosotros estamos acostumbrados a palabra mamá desde chico. ¿Por qué? Porque antes del nacimiento, estábamos durante 9 meses dentro del vientre de nuestra madre y después del nacimiento, estamos todo el tiempo en los brazos de ellas tomando leche (materna). Y ellas son importantes para nosotros porque todo el tiempo ella nos entrega su amor. Pero, cuando crecemos, queremos salir de sus brazos. A veces, nos enojamos con ellas poniendo caras largas. Igual, nosotros debemos recordarnos que ellas son nuestras madres y que debemos obedecerlas. Nuestras madres son regalo de Dios. Él nos regala a ellas porque las necesitamos. Por eso, no debemos ignorarlas. Los hijos o las hijas que hacen feliz a sus madres, no les hacen causar preocupaciones. Nuestro objetivo es hacer feliz a nuestras madres. Hay niños que tienen buenos recuerdos de sus madres y hay niños que no. Pero, todos iguales, debemos bendecirlas y no maldecirlas. Debemos ser niños que viven siempre como el día de la madre diciendo que la queremos mucho y también debemos bendecirlas.

Manualidad

Hacer una tarjeta para mamá

Pintar la tarjeta y entregar a mamá diciendo que la quieren mucho. (3-6 años)

Terminar la tarjeta y entregar a mamá. (7-9 años)

Terminar la tarjeta y entregar a mamá. (10-12 añ

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: