Lección 21. La desobediencia

Lección 21. La desobediencia

Texto de estudio: Génesis 3:1 – 24

Texto clave: Génesis 3:3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

 

Panorama bíblico

Adán y Eva fueron los primeros habitantes del huerto del Edén. Un lugar perfecto donde todo estaba bien. En la lección pasada estudiamos que Adán puso nombre a cada ser viviente y que debía de cuidar del jardín. Pero ellos desobedecieron.

1. La tentación

Dios les dijo que había muchos árboles de los cuales podían comer menos uno que era el árbol del bien y del mal. Satanás disfrazado de serpiente se le acerca a Eva y le pregunta si es cierto que de ese árbol no podía comer. Eva responde que es cierto eso pero la serpiente le dice que eso no es cierto que ellos pueden comer de ese árbol y así serían como Dios. Satanás tentó a Eva y ella cayó, vio que lo que le dijo la serpiente era muy bueno y difícil de negar, es ahí en donde Eva cae en la tentación del enemigo y a través de ella también el hombre. Ellos desobedecieron totalmente a Dios. El ser tentados no es pecado pero si caemos en la tentación eso si ya es pecado y eso ocurrió con Eva, primero fue tentada y luego cae en la tentación. El servirle a Dios demanda de tener una vida limpia, íntegra, apartado de todo lo que el mundo ofrece. El mundo te pide que mientas, que robes, que hagas cosas que a Dios no le agradan, eso es ser tentado, pero no es pecado, en el momento que nosotros hagamos lo que el mundo quiere si ya es pecado. ¿Por qué Adán y Eva se escondieron luego de comer del árbol del bien y del mal? Se dieron cuenta que desobedecieron a Dios y por eso tuvieron miedo. Al igual que nosotros al hacer algo que no está bien queremos escondernos, pero Dios nos llama a tener una vida transparente, sin escondernos de Él. Esa desobediencia trajo consecuencias para el hombre y la mujer, como dice la Biblia el hombre debe ganar el pan de cada día con el sudor de su frente y la mujer concebirá con mucho dolor.

2.  Dios tiene la victoria

Tenemos un Dios tan grande que cuida de nosotros, siguiendo el capítulo 3 de génesis vemos que Dios pone una enemistad entre la mujer y la serpiente. Le dice a la mujer que ella le va a pisar en la cabeza y la serpiente le morderá en el talón. Un golpe fuerte en la cabeza es mortal para una persona, en cambio si en el talón se reciben los golpes no es muy peligroso. Satanás siempre nos va a estar dando mordidas en el talón, cosa que a nosotros no nos hará daño si somos obedientes y estamos firmes en la palabra de Dios, en cambio nosotros tenemos la autoridad de pisarle la cabeza y así tener la victoria a la cual Dios quiere que lleguemos. Esa victoria vamos a tener en el momento que rechazamos la tentación que nos ofrece el enemigo.

Conclusión

Dios nos llama a tener una vida limpia, sin mancha para no escondernos de Él, y la base de esto es la obediencia hacia su palabra, de tocar cosas que Él nos está prohibiendo. Tentaciones vamos a tener o tenemos por todas partes y la podemos rechazar, en cambio la victoria que nos ofrece Dios debemos agarrar. De ahora en adelante ya no tenemos que caer en la trampa del enemigo, no dejarnos engañar por cosas que Dios no nos ofrece. Es tiempo de pisarle a la serpiente y no darle lugar en nuestra vida porque solo Dios manda por y en cada uno de nosotros.

Estudio bíblico

Adán y Eva fueron puestos en el jardín del Edén para cuidar, un lugar perfecto en donde vivirían bien, pero Dios le dio ciertas reglas que cumplir. Al escuchar de eso Satanás disfrazado de una serpiente fue y pregunto a Eva si era cierto que todos los frutos de los árboles podían comer menos uno, y Eva le contestó que era así pero Satanás fue astuto y le hizo caer en tentación diciéndole que era mentira y que si comían del árbol del bien y del mal serían como Dios. Ellos desobedecieron a Dios comiendo del árbol del cual les mandó que no comieran. Al escuchar a Dios ellos se escondieron. Lo mismo pasa con nosotros queremos desobedecer a la palabra de Dios y si hacemos algo mal queremos escondernos de Dios. Para eso está la palabra de Dios para que podamos tener una vida transparente delante de Él y de todos para no escondernos más.

Dios nos ama tanto que nos da la victoria siguiendo sus mandamientos, Satanás cada día nos va a morder en el talón pero eso no es mortal como pisarle su cabeza, ahí tenemos la victoria rechazando la tentación a la cual quiere que caigamos.

En conclusión ya no tenemos que dejarnos engañar por el enemigo siendo que lo que Dios nos ofrece es mucho mejor y por sobre todo tendremos la vida eterna. De ahora en adelante debemos ser obedientes a lo que Dios nos manda.

Ejercicios

3 – 6 años

Pinto el gráfico al cual se hace referencia que es el fruto prohibido.

7 – 9 años

Falso o Verdadero.

10 – 12 años

Completo el crucigrama.

1. Maldita          2. Astuta            3. Serpiente        4. Escondieron   5. Agradable  6. Llamo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s