Lección 8. Moisés y Aarón ante el Faraón

Lección 8. Moisés y Aarón ante el Faraón

Texto de estudio: Éxodo 5:1 – 21

Texto clave: Éxodo 5:2  Y Faraón respondió: ¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? Yo no conozco a Jehová, ni tampoco dejaré ir a Israel.


Panorama bíblico

El pueblo de Israel servía a Faraón haciendo ladrillos con lodo y paja. Faraón siempre les daba la paja y le pedía una cantidad de ladrillos que debía entregar cada día. El Faraón conocía muchos dioses pero no conocía Jehová. Para eso Dios envía a Moisés y Aarón para que le hablen de Él a Faraón y pueda dejar libre al pueblo pero al principio Faraón endureció su corazón como había dicho Dios y no dejó ir al pueblo, a cambio de eso le duplicó el trabajo a los esclavos.

1. Primer encuentro con Faraón

Moisés y Aarón se encuentran con Faraón por primera vez hablando y presentándole a Jehová como Dios de Israel para poder dejar salir de Egipto a los hijos de Dios, pero Faraón no conocía a Dios y por lo tanto no tenía temor de Él. Faraón pensaba que nuestro Dios no tenía poder porque elegía a unos esclavos par que lo adoren, por eso no le preocupaba tanto lo que Moisés y Aarón iban a decir porque no tenían ninguna evidencia del poder de Dios.

Poco y nada le importaba a Faraón lo que decían Moisés y Aarón porque no le conocía a Dios, asi nos pasa cuando queremos entregar el mensaje de salvación a las persona que no conocen a Dios, muchas nos van a ignorar, se van a reír de nosotros, pero así como Moisés debemos ser persistentes, seguir hablándoles igual de Dios, esas cosas no deben sorprendernos ni mucho menos desanimarnos.

Luego de que Moisés y Aarón dijeron a Faraón que debía dejar ir al pueblo de Israel para adorarle a Dios en camino de tres días, se dio un resultado negativo. El pueblo de Israel hacía ladrillos mezclando paja con lodo una cantidad fija cada día, la paja le daban al pueblo y después del mensaje Faraón mandó a buscar al pueblo la paja para hacer los ladrillos sin descontar la cantidad. Más opresión y sufrimiento tuvo el pueblo después del encuentro de Moisés con Faraón. Quizás en nuestra vida hay más sufrimiento, dolor, eso viene porque somos obedientes a la palabra de Dios no porque Él nos está castigando sino porque estamos haciendo lo correcto delante de sus ojos.

2. La fe de Moisés

Como un líder llamado por Dios Moisés debía estar firme en la voluntad de Dios y no debía decaer, después del encuentro con Faraón el pueblo comenzó a quejarse a Moisés por todo el sufrimiento por el cual estaban pasando, Moisés se encontraba humanamente en una situación difícil, Faraón no dejó ir al pueblo y el pueblo comienza a quejarse contra él. La fe de Moisés debía estar fortalecida para seguir adelante, si él decaía el pueblo quedaría sufriendo y la voluntad de Dios no se cumpliría.

Estudio bíblico

Ejercicios

3 – 6 años

Ayudo a Moisés a encontrarse con el Faraón.

7 – 9 años

Sopa de letras.

10 – 12 años

Completo los espacios en blanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s