Lección 14. Lo sagrado es de Dios

Lección 14. Lo sagrado es de Dios

Texto de estudio: Daniel 5:1 – 31

Texto clave: Daniel 5:22 Y tú, su hijo Belsasar, no has humillado tu corazón, sabiendo todo esto.

La Predicacion – Lección 14. Lo sagrado es de Dios

 

 

Panorama bíblico

Después de la muerte de Nabucodonosor, parte de su familia toma el poder de Babilonia y continúan haciendo cosas que no son de agrado a los ojos de Dios. El rey Nabucodonosor había traído vasos del templo de Jerusalén, cosas sagradas para su uso, y en esta lección veremos que el rey Belsasar bebió vino de esos vasos sagrados, también sus príncipes, sus mujeres y sus concubinas.

1. No mezclar lo sagrado con lo profano

El rey Belsasar hijo de Nabónido, había hecho un banquete a mil de sus príncipes y como eran muchos él mandó traer los vasos de oro que Nabucodonosor había traído del templo de Dios. De esos vasos bebieron sus príncipes, sus mujeres, y sus concubinas durante el banquete que era ofrecido a sus dioses de oro y plata, de bronce, de hierro, de madera y de piedra. Los vasos era sagrados, todo eso servía para Dios y no para ser un banquete. No debemos mezclar las cosas de Dios con la del mundo, la respuesta de Dios al uso inadecuado que hizo Belsasar de los vasos sagrados del templo constituye una advertencia de que lo santificado por Dios no debe ser profanado por los hombres, esto es, los vasos humanos separados para él. Atribuir la obra del Espíritu Santo al diablo se considera una blasfemia, porque la obra del Espíritu es santa. Por lo tanto, tratar las cosas sagradas como comunes es siempre peligroso.

2. Hablar sin miedo

Cuando estaban bebiendo de los vasos sagrados aparecen unos dedos de una mano de hombre que escribe por la pared, y el rey se asustó y mandó llamar a sus magos, adivinos para que puedan interpretarlo pero nada pudieron hacer hasta que le dicen que Daniel podía hacerlo y mandó llamar a Daniel y lo pudo interpretar. En esa época cuando un mensajero traía noticias malas al rey, era muerto, y vemos que Daniel no le tuvo miedo a eso, él confiaba y temía a Dios antes que a los hombres, hablaba con la verdad sea cual fuere la situación, él la afrontaba con plena confianza de que Dios lo protegería y fue así.

3. El castigo a Belsasar

Daniel interpreta lo que estaba escrito en la pared MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN, y dice al rey que su reino estaba roto y que sería dado a los medos y a los persas, el rey había prometido que si alguien lo interpretaba, él le vestiría de púrpura y lo pondría un collar de oro y que sería el tercer señor en el reino y así lo hizo con Daniel a pesar de que le dio una mala noticia.

Conclusión: Hay muchas cosas sagradas para Dios y nosotros somos también sagrados para Dios por lo cual no podemos contaminarnos con las cosas del mundo, Dios ve toda nuestra vida y sabe cuando estamos en falla con él, es por eso que debemos comportarnos como algo sagrado y no mezclarnos con las cosas de afuera de lo contrario ya sabemos las consecuencias.

Estudio bíblico

Había un rey llamado Belsasar, hijo de Nabónido que su antepasado fue Nabucodonosor, y este rey había hecho un banquete a mil de sus príncipes y comenzó a utilizar los vasos de oro y de plata que Nabucodonor había traído del templo de Dios. El, sus príncipes, sus mujeres y sus concubinas bebían vino en los vasos sagrados. Los vasos fueron utilizados en el momento que alababan a sus dioses de oro y de plata, de bronce, de hierro, de madera y de piedra.

En el momento de toda esa adoración a otros dioses aparecieron los dedos de una mano de hombre y escribió por la pared MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN. Significaba que Dios ponía fin a su reino. No debemos mezclar las cosas de Dios con la del mundo, la respuesta de Dios al uso inadecuado que hizo Belsasar de los vasos sagrados del templo constituye una advertencia de que lo santificado por Dios no debe ser profanado por los hombres, esto es, los vasos humanos separados para él.

En esa época a los mensajeros que traían malas noticias al rey eran muertos, pero Daniel no tuvo miedo de eso y le dijo la verdad sobre lo que significaba esa escritura en la pared y el rey lo vistió de púrpura, le puso un collar de oro y le proclamó tercer señor en el reino. Y luego en esa misma noche llegó el castigo sobre belsasar.

Ejercicios

3 – 6 años

Pinto las palabras que fueron escritas por la pared.

7 – 9 años

Une con flecha

10 – 12 años

Busco las siguientes palabras

Dios, Belsasar, Daniel, vasos, MENE, obediencia, collar, banquete, dioses, templo, príncipes, púrpura, pared.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s