Leccion 13. El Buen Samaritano

Leccion 13. El Buen Samaritano

Lucas 10:25 – 37

Texto para memorizar: Lucas 10:33 Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia.

Leccion 13-1

Leccion 13-2

Leccion 13-3

 

Introducción

En este estudio veremos la sabia respuesta de Jesús ante un intérprete de la Ley que quería probarle con algunas preguntas. Y es aquí en donde Jesús enseña una de sus parábolas que estudiaremos hoy, la parábola del Buen Samaritano.

Al leer esta parábola Jesús nos enseña dos cosas: la falta de amor y quién es nuestro prójimo.

1. La falta de amor

Todos sabemos el gran mandamiento de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos pero en pocas oportunidades aplicamos. Vivimos en un mundo en donde nadie piensa en los demás sino que pensamos en nosotros mismos. Este intérprete quería en cierta manera limitar este mandamiento, pero Jesús sabía lo que quería hacer y le explicó en parábola la manera de ayudar al prójimo, no fue una respuesta de siempre lo que El Señor le dijo, sino que fue algo práctico. La falta de mor nos conduce a tener una vida egoísta y sin mirar a nuestro alrededor.

2. ¿Quién es nuestro prójimo?

Nuestro prójimo es cualquiera que esté pasando necesidad, no importa su raza, religión, partido político ni de que país es, lo que importa es que cuando vemos a alguien con necesidad debemos ayudar así como el buen samaritano. Eso no significa que ayudamos a nuestro prójimo para ser salvo, sino que porque somos salvos debemos ayudar a las personas necesitadas. El intérprete quería teorizar lo que es el amor al prójimo pero Jesús lo hizo práctico. Los judíos y samaritanos no se llevaban bien es por ese motivo que nadie ayudaba a esa persona que Jesús relata en esta parábola.

Debemos mirar a nuestro alrededor y ver las necesidades que hay, en cada casa, en cada familia, en donde sea siempre habrá una necesidad la cual no podemos pasar a su lado y no hacer nada. Tenemos que tener el corazón del buen samaritano ayudar al prójimo sin importar quien sea.

Estudio bíblico

Hoy empezaremos un nuevo estudio sobre las parábolas de Jesús. En esta lección estudiaremos la parábola del Buen Samaritano, se trata de que un intérprete de la Ley quería probar a Jesús con algunas preguntas y una de ellas era la del mandamiento de amar al prójimo como a uno mismo. El intérprete quería saber quién era su prójimo y Jesús le enseña con esta parábola: un hombre descendía de Jerusalén a Jericó y fue asaltado, los ladrones le dejaron muy herido y después de eso pasó un sacerdote y no le hizo caso, luego pasó un levita y tampoco le hizo caso. Por último pasó un samaritano y ése le ayudó y le llevó a un lugar para que se pueda sanar.

Nuestro prójimo es cualquiera que esté pasando necesidad, no importa su raza, religión, partido político ni de que país es, lo que importa es que cuando vemos a alguien con necesidad debemos ayudar así como el buen samaritano. Eso no significa que ayudamos a nuestro prójimo para ser salvo, sino que porque somos salvos debemos ayudar a las personas necesitadas. El intérprete quería teorizar lo que es el amor al prójimo pero Jesús lo hizo práctico. Los judíos y samaritanos no se llevaban bien es por ese motivo que nadie ayudaba a esa persona que Jesús relata en esta parábola.

Ejercicios

3 – 6 años

Encierro en círculo la respuesta correcta.

7 – 9 años

Falso o verdadero.

10 – 12 años

Completo con ayuda de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s