Lección 20. La parábola de la gran cena

Lección 20. La parábola de la gran cena

Lucas 14: 15 – 24

Texto clave: Lucas 14:16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos.

Leccion 20-1 Leccion 20-2 Leccion 20-3

Introducción

La parábola de hoy nos muestra de cómo rechazamos la invitación de Jesús con cualquier excusa, podemos poner la familia, los negocios, el matrimonio, las riquezas primeramente y en segundo lugar le dejamos a Dios. La invitación que Dios nos hace es más importante que cualquier otra cosa, pero también nos recuerda que vendrá el día en que ya no nos va a invitar y perderemos esa invitación y otros entraran en nuestro lugar así como vemos en esta parábola.

1. Rechazamos la invitación

En la época de Jesús se acostumbraba en hacer dos invitaciones. Una para anunciar el evento y la segunda para confirmar quiénes van a participar de dicho evento. Podemos ver que en la historia de Israel la primera invitación vino por los profetas y la segunda por Jesucristo. Todos los judíos aceptaron la primera invitación.

Cuando el sirviente sale a hacer la segunda invitación todos se excusaron de alguna y otra manera. Entonces al amo mandó a que traigan a otras personas para la gran cena. Así mismo Dios ya nos dio la primera invitación y Jesús nos hace la segunda invitación.

Vino para rescatarnos de todo, está en nuestras manos aceptar la invitación de nuestro Señor.

2. No hay excusas.

Para seguir a Dios vamos a encontrar un montón de excusas pero ninguna es valedera para Dios. No hay excusas, cuando Dios nos hace una invitación debemos aceptar. No importa la clase social, las riquezas, sea lo que sea.

Dios debe tener el primer lugar en nuestras vidas. No debemos poner excusas a su invitación, al contrario debemos estar agradecidos al recibir una invitación como esa en nuestras vidas.

En todo momento Dios cuida de nosotros, su gran amor está cada día en nuestras vidas y su misericordia. Tenemos el privilegio de recibir esa invitación y la debemos aceptar sin excusas ya que el enemigo es el que pone delante de nosotros todo para que rechacemos lo que Dios tiene para nosotros.

Dios hace una gran cena y su invitación está extendida para todos nosotros.

Estudio bíblico

Comenta Jesús en esta parábola de que había un hombre que hizo una gran cena. Mandó a su siervo a que invitara a las personas a participar de la cena. Cuando fue por segunda vez el siervo a buscar a las personas todas les pusieron excusas, uno le dijo que compró una propiedad y debía ir a ver, otro le dijo que compró animales y debía probar, y el otro dijo que estaba recién casado y que no podía dejar a su esposa.

Así mismo nuestro Dios está preparando una gran cena para todos nosotros y nos está invitando. Primeramente Dios rescató a su pueblo por medio de los profetas y ahora tenemos la bendición de ser rescatados por su hijo Jesucristo.

No debemos poner excusas en la invitación que nos hace Dios, porque esa invitación en cualquier momento puede que ya no esté y otros entraran en el gozo del Señor. En todo momento Dios cuida de nosotros, su gran amor está cada día en nuestras vidas y su misericordia. Tenemos el privilegio de recibir esa invitación y la debemos aceptar sin excusas ya que el enemigo es el que pone delante de nosotros todo para que rechacemos lo que Dios tiene para nosotros.

Ejercicios

3 – 6 años

7 – 9 años

10 – 12 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s