El fruto de Espíritu Santo

Tema – El fruto de Espíritu Santo

Texto – Gálatas5: 16-26

Versículo para Memorizar – Gálatas 5: 22-23Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Introducción(para profesores)

El libro de Gálatas es una de las cartas escritas a diferentes Iglesias de la provincia de Galacia, mientras que el Apóstol Pablo estaba en Éfeso, en su tercer viaje misionero.

Estructura del libro de Gálatas

Capítulos 1 y 2 Tema autobiográfico

Capítulos 3 y 4 Contraste entre el evangelio y las leyes

Capítulos 5 y 6 Exhortación, o Consejo ética

El punto central del libro de Gálatas podemos decir que es el capítulo 3 y 4. Pablo enseñó a las iglesias de Galacia que uno se hace justo solamente a través de la fe y se llenaron de gracia.  Sin embargo luego de la partida de Pablo, en la Iglesia de Jerusalén algunos judíos comenzaron a divulgar diciendo que Pablo no era un verdadero apóstol y criticando las enseñas de Pablo. Ellos ensañaron mal diciendo que la salvación se perfeccionaba en la misma fe cumpliendo las leyes de Moisés, descendiente de Abraham.  Los creyentes de la iglesia Galacia tomaron de esta enseñanza decidiendo circuncidarse y alejarse de Pablo. Al escuchar de esta noticia Pablo inicia a escribir esta carta con el corazón muy apenado.

No obstante, es también muy importante el capítulo 5 y 6 de Gálatas, puesto que en la afirmación de Pablo acerca de la salvación que se obtiene únicamente por medio de la fe, algunos entendieron mal diciendo que podían vivir según como les complacía sin la necesidad de las leyes. Por lo tanto, Pablo da algunas indicaciones morales en los mismos capítulos, de cómo deben vivir los cristianos salvos. Aunque la salvación se obtiene solamente por la fe, y que llevar una vida moral no es la que nos salva, Pablo exhorta a los cristianos que recibieron la salvación a que puedan vivir mostrando buen ejemplo y testimonio en el mundo.

En el texto bíblico que vamos tratar hoy, el capítulo 5, nos enseña la vida según el Espíritu previniendo una vida según los deseos de la carne. Como Pablo había dicho en Romanos capítulo 7, en nosotros existen dos corazones, dos deseos que siempre están en conflictos. El deseo de la carne se opone al del Espíritu, y el deseo del Espíritu al de la carne. Si vivimos según el deseo de la carne, el fruto es la inmoralidad sexual, impureza y libertinaje,  idolatría, odio, discordia, celos, y otras cosas parecidas, y a los que practican tales cosas como resultado no podrán heredar el reino de los cielos (v21).

El cambio, si vivimos según el deseo del Espíritu, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad, 23 humildad y dominio propio (v22).

Y para tener el fruto del Espíritu Santo cómo debemos vivir?

  1. Obrar según el Espíritu Santo (v16) El Espíritu Santo habita en los que recibieron a Cristo como su salvador, siempre nos acompaña y nos ayuda. Siempre tenemos que estar sensibles a la voz del Espíritu Santo.
  2. Crucificar las pasiones y los deseos de la carne en la cruz (v24) Nuestro ego, avaricia, y pecados fueron todos crucificados en la cruz. No hay necesidad de volver a quitarlos, disfrutarlos y compartirlos. El Señor es quien se encargó de todo eso y nos ha perdonado.

El fruto del Espíritu Santo, que son nueve, no es un milagro de Dios que se nos concede como un poder a todos los que se han convertido en cristianos, sino es parte de nuestro ser, en la que debemos procurar, poner de nuestra parte, pedir y cambiar todos los días, de modo continuo, en nuestras vidas.

Para los Alumnos

El libro de Gálatas es una de las cartas escritas a diferentes Iglesias de la provincia de Galacia, mientras que el Apóstol Pablo estaba en Éfeso, en su tercer viaje misionero.

En el texto bíblico que vamos tratar hoy, el capítulo 5, nos enseña la vida según el Espíritu previniendo una vida según los deseos de la carne. El deseo de la carne se opone al del Espíritu, y el deseo del Espíritu al de la carne. Si vivimos según el deseo de la carne, el fruto es la inmoralidad sexual, impureza y libertinaje,  idolatría, odio, discordia, celos, y otras cosas parecidas, y a los que practican tales cosas como resultado no podrán heredar el reino de los cielos (v21).

El cambio, si vivimos según el deseo del Espíritu, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad, 23 humildad y dominio propio (v22).

Y para tener el fruto del Espíritu Santo cómo debemos vivir?

  1. Obrar según el Espíritu Santo (v16)
  2. Crucificar las pasiones y los deseos de la carne en la cruz (v24)

El fruto del Espíritu Santo, que son nueve, no es un milagro de Dios que se nos concede como un poder a todos los que se han convertido en cristianos, sino es parte de nuestro ser, en la que debemos procurar, poner de nuestra parte, pedir y cambiar todos los días, de modo continuo, en nuestras vidas.

Actividades de aprendizaje

De 3 a 6 años de edad (Pintar el fruto del Espíritu Santo)

De 7 a 9 años (Rompecabezas de palabras- Buscar el fruto del Espíritu Santo)

De 10 a 12 años. Escriba los 9 frutos del Espíritu Santo en la parte vacía

  1. Cómo debemos hacer para tener el fruto del Espíritu Santo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s